viernes, 20 de junio de 2008

El Dia del Maestro

Tomando en cuenta que este como muchos otros días, solo se ha convertido en una excusa para un feriado y/o celebración mas, y que la pedagogía en Guatemala y peor aun en Coatepeque da tristeza. Hoy quiero exponer las diferentes referencias que tengo de un maestro, primero es necesario expresar que durante mi niñez tuve una peculiar educación marista, para después por cuestiones del destino emigrar a la tierra de los chivos y convertirme en un salesiano solapado. Es así como recuerdo a todos mis catedráticos perfectamente.

Primer Grado: Recordada Seño Lety. Señora ya grande. Con decirles que le dio clases a un mi tio. Y como dicen los viejitos. Ya era la “Seño Lety”. Arduo trabajo para hacernos aprender unas pinches tablas de multiplicación.


Segundo Grado: Trabajo compartido, entre el Hermano Marcelino y la Seño Ana. Por cierto mama de uno de mis mejores amigo “Wokin”. Peculiarmente recuerdo de este grado las innumerables veces que cantamos la misa y además de esto mi mal encuentro con la gramática, solapada con el nombre de Idioma Español.


Tercer Grado: Lilian Peralta. Un grado que al parecer de las eruditas de la pedagogía es uno de los mas duros, pero yo no recuerdo nada interesante, mas que ya era un huevon, y poco amigo de las tareas.


Cuarto Grado: Otto Rubín, bastante motivador llegar a este grado, sobretodo porque la dimensión pedagógica cambia de genero y con esto las reglas del juego. Pero resulta ser que este catedrático tiene fama de echarse los traguitos. Vaya no se porque es mala fama si a todos nos gusta beber. ( eso es lo que yo creo).


Quinto Grado: Víctor Oroxon. Recordado catedrático. Amado por los Padres. Temido por los indisciplinados. Maestro de corazón. Payaso de profesión. Este particularmente es de aquellos que te obliga a usar pañuelo, peine, cincho, zapatos lustrados y yo creo que hasta billetera, aunque sea para andar fichas. Ahora entenderán porque les gusta a los papas. Si no llevas cincho te lo amarra con unas pajillas. Vaya ejemplo de diezmar la dignidad de las personas.


Sexto Grado: Hno. Julio Lievana. Ah forma de disciplina, cualquier llamado de atención te costaba una hoja llena de escritura el día viernes a la hora de salida. Hombre de muy pocas palabras (que bueno porque tenía pésimo aliento) y una chasca que le era útil para todo. Hasta para volarle verga a cualquier malcriadito pizado. Nunca voy a olvidar las bofetadas propinadas a mi amiga Alejandra Ramírez por culpa de unos putos frijoles.


Esto es solo la primaria señores, la cosa en secundaria se pone interesante…

3 comentarios:

leunaMaster dijo...

Nunca mas hubieron maestros así, da nostalgia leer esas líneas y con los niveles de educación de hoy y el poco interés de los maestros por dar una mejor calidad de estudio a sus alumnos para que preparados para esta berraca situación en la que vivimos el panorama se vuelve tétrico... y nadie hace nada, todo esta bien para todos...

jose carlos castañeda dijo...

En estos tiempos son pocas personas q enseñan y saben enseñar porq no es solo pararse frente a un grupo de personas y hablar, sino saber llegar a esas persnonas y q incorporen a sus vidas esos conocientos, Q huevos, nuestro pais vive en un analfabetismo abrumador q a nuestros gobernantes les vale un pito! como diablos vamos a mejorar asi.

JuPa dijo...

llegan al corazon esos comentarios de arriba, verdad?... "les importa un pito" "como diablos" "berraca"?? aah! q coman mierd* el jose y manuel!! jajaja uds no hablan asi cerot*s, como q si no los conociera uno!! Pero bueno, antes q se me olvide lo q iba a decir: q buenos recuerdos regresan con leer lo q escribiste Vidal, pero no quisiera desviar el tema a la educacion en Guatemala xq no viene al caso sino q mejor recordar a estos maestros q de alguna u otra forma influyeron en nosotros, q vieron como nos haciamos AMIGOS (como dije: si no se ha criado conmigo no es amigo mio). Como olvidar las palizas (por no decir verguead*s) q le dieron a ciertos personajes, o el terror q sentiamos por el año siguiente diciendo "ese/a si va a estar pisad*" (y creo q fue mas con la Seño Lilian y el Prof Faxo)... cada año venian compañeros, se iban compañeros y algunos nos quedabamos constantes, y esos mismos constantes son los q seguimos ahora despues de casi 20 años, somos los mas unidos QUE BUENA MIERD*!! (dirias vos Vidal) y las fregaderas aumentaban cada año, hasta q nos diezmaron el 1ro basico jaja pero bueno, esa historia la dejamos para la 2da parte jeje