miércoles, 4 de junio de 2008

Ahí llego Papa Carlos…

Hace tres años, simplemente te dirigiste a cumplir uno de tus mas anhelados sueños, uno de esos viajes, que no tendría fin, pero del cual aseguraste nos encontraremos, hoy mas que nunca confió en usted, puesto que fue aquel hombre que me formo, hay muchas cosas hoy que hago y no estarías de a cuerdo, Ahhh. Pero se que no me dirias nada, puesto que es producto de tu enseñanza también.

Me acuerdo de Frases tan celebres como:

-Tenes ganas de Chingar, A chingar a tu madre…
-Que de a huevo va la virgen y los cucuruchos bien pisados…
-Mas cabrón, que bonito…
-A este es mas fácil brincarlo, que rodearlo…

También me acuerdo de estas:

-Me agrada que estés aprendiendo algo en la U, pero tus rebeldías no me interesan…
-Si vas a estar en esa mierda de la huelga, no te quiero ver pidiendo pisto…
-Vos estas aprendiendo a manejar con otro cerote, que te termine de enseñar…
-En la vida hay que probar de todo, así no te agarran de pendejo, si te gusta es otra cosa…

Deplano, hoy formo parte de eso tan especial, hoy doy gracias a Dios de ser un hijo no reconocido por el hombre que me engendro, hoy doy gracias a Dios de ser tu hijo, de llevar por mis venas la sangre de un Portales, hoy mas que nunca estoy aplicando eso de que lo importante no es ser, si no hacer y conocer, hoy mas que nunca entiendo que hay que ser cauto cuando de verdad hay que ser cauto, de no ponerle importancia a cosas que realmente no valen la pena, hay que ser humanista, buen hombre, y sobre todo no preocuparnos por cosas que no tenemos en las manos…
Ahí llego Papa Carlos…

1 comentario:

Julio Serrano dijo...

Ese don Carlos, era un personaje, demasiado querido por muchos de los que lo conocimos, es que tu viejo era como otro tata, hasta me putió más de una vez, puro corazón compadre, puro corazón... un gran abrazo, hermano, y otro para Papa Carlos