lunes, 15 de junio de 2009

De días y de huevas…


Erase una vez, una de esas huevas que nada podían parar, una de esas huevas que surgen de la cotidianidad de días de invierno

Si días de inviernos corrompidos por un calor agobiante

Sí, de esos días en los que ni la música de Cristian Castro hace felices a las secretarias.

De esos días en los que te dan ganas de ir en calzoncillo al trabajo pero eso si, te ahuevas porque de repente llueve y te lleva la gran puta.

Simplemente es uno de esos días en los que andas pariendo con tu sombrilla, aunque el sol te tope con su dedo pulgar a fuerza de temperatura.

Esos días donde no te provoca nada….

Donde el chofer de la camioneta te exige “la vara” porque le da hueva llevar sencillo, esos días en los que los éxitos de los 80 le valen verga y prefiere poner “Por la plata baila el Mono” de Wilfrido Vargas.

De esas huevas que ni el incesante sonido del regueton puede calmar, al movimiento de caderas sin demencia.

De esas huevas que ni una cerveza o un puro de marihuana calma, puesto que dan hipersensibilidad en tus sentido y te da más calor….

De esos días de calor de los cuales las señoras ex-menopáusicas se cagan de la risa…

Y por supuesto que después de esta comparación, habrá aquel moralista que me juzgue de pelado, y tiene razón, pero yo también tengo razón…

De esos días en los que los más fervientes hombres que exigen justicia, simplemente desaparecen, porque ni el video de Rosemberg es capaz de hacerlos salir con este clima, eso si la indignación se lleva en el corazón….

De esas huevas que al abrir los ojos en lo primero que pensas es en reportarte enfermo para no trabajar y subir a la terraza a huacaliarte…

De esas huevas en las que llegas al trabajo y ni trabajo hay, pero te haces la bestia disque trabajando y eso te desespera mas…

De esas huevas en las que los mecanicos no encuentran ni a vergazos la llave 12…

A pesar de que siendo las 3.00 P.M. el cielo pinta una lluvia amenazante…

y en tu mente suena: ”Parece que va a llover el cielo se está nublando”

1 comentario:

Enrique dijo...

donde la hueva es tan grande que da hueva leer, y lees y no sabes porque, orale camarada que buenisimo esta este su post, la pura nitidez pero mano deje la hueva hombre jajajaja, tantara tarantanta parece que va a llover el cielo c esta nublando, mera pegajosa.

D.G. Qike
http://disgrafics.blogspot.com/